viernes, 15 de abril de 2011

·         Son mejor que todo. Mejor que las fresas con azúcar, con leche condensada o con chocolate. Mejor que las noches de verano. Que la piscina cuando hay casi 40º. Que la película que siempre te hace llorar, y que la que más te hace reír. Mejor que lo mejor. Que el primer día de vacaciones. Que los regalos de Navidad. Que un beso, que un abrazo. Mejor que el helado cuando estás triste. Mejor que el dolor de estómago cuando no puedes dejar de reírte. Que sentir que hay alguien que te quiere más que a nada. Mejor que la canción que te emociona. Que los momentos que nunca se olvidan. Que las mantas de cuadros en los días de lluvia. Mejor que las duchas con agua caliente. Mejor que el olor que te recuerda a alguien y que nunca olvidarás. Que el sonido del despertador, cuando suena un sábado, y a continuación puedes apagarlo. Mejor que un felicidades con una sonrisa el día de tu cumpleaños. Mejor que las llamadas a las doce de la noche para decir un simple te quiero. Mejor que los reencuentros, que las llegadas y que las vueltas. Que estar en París el día de San Valentín. En Ibiza en verano, o en Brasil en carnavales






h.

No hay comentarios:

Publicar un comentario